Original Verse:
Hebreos Chapter 9 Verse 15Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna.

Reference Verses:
Lucas Chapter 22 Verse 20De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.
Hechos de los Apóstoles Chapter 26 Verse 18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.
Hebreos Chapter 3 Verse 1Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús;
1ra Pedro Chapter 1 Verse 4para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,
Hebreos Chapter 10 Verse 36porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.
Hechos de los Apóstoles Chapter 20 Verse 32Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.
Hebreos Chapter 8 Verse 13Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.
Hebreos Chapter 5 Verse 9y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;
Hebreos Chapter 8 Verse 6Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.
Gálatas Chapter 4 Verse 1-7 [1] Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo; [2] sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre. [3] Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo. [4] Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, [5] para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. [6] Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! [7] Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.