Original Verse:
Marcos Chapter 4 Verse 1Otra vez comenzó Jesús a enseñar junto al mar, y se reunió alrededor de él mucha gente, tanto que entrando en una barca, se sentó en ella en el mar; y toda la gente estaba en tierra junto al mar.

Reference Verses:
Marcos Chapter 3 Verse 7Mas Jesús se retiró al mar con sus discípulos, y le siguió gran multitud de Galilea. Y de Judea,
Marcos Chapter 4 Verse 36Y despidiendo a la multitud, le tomaron como estaba, en la barca; y había también con él otras barcas.
Marcos Chapter 5 Verse 2Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo,
Marcos Chapter 2 Verse 13Después volvió a salir al mar; y toda la gente venía a él, y les enseñaba.
Marcos Chapter 3 Verse 9Y dijo a sus discípulos que le tuviesen siempre lista la barca, a causa del gentío, para que no le oprimiesen.
Mateo Chapter 13 Verse 1-9 [1] Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó unto al mar. [2] Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. [3] Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. [4] Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. [5] Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; [6] pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. [7] Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. [8] Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. [9] El que tiene oídos para oír, oiga.
Lucas Chapter 8 Verse 4-8 [4] Juntándose una gran multitud, y los que de cada ciudad venían a él, les dijo por parábola: [5] El sembrador salió a sembrar su semilla; y mientras sembraba, una parte cayó junto al camino, y fue hollada, y las aves del cielo la comieron. [6] Otra parte cayó sobre la piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. [7] Otra parte cayó entre espinos, y los espinos que nacieron juntamente con ella, la ahogaron. [8] Y otra parte cayó en buena tierra, y nació y llevó fruto a ciento por uno. Hablando estas cosas, decía a gran voz: El que tiene oídos para oír, oiga.