Original Verse:
Marcos Chapter 15 Verse 21Y obligaron a uno que pasaba, Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que venía del campo, a que le llevase la cruz.

Reference Verses:
Hechos de los Apóstoles Chapter 11 Verse 20Pero había entre ellos unos varones de Chipre y de Cirene, los cuales, cuando entraron en Antioquía, hablaron también a los griegos, anunciando el evangelio del Señor Jesús.
Romanos Chapter 16 Verse 13Saludad a Rufo, escogido en el Señor, y a su madre y mía.
Mateo Chapter 27 Verse 32-44 [32] Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón; a éste obligaron a que llevase la cruz. [33] Y cuando llegaron a un lugar llamado Gólgota, que significa: Lugar de la Calavera, [34] le dieron a beber vinagre mezclado con hiel; pero después de haberlo probado, no quiso beberlo. [35] Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes, para que se cumpliese lo dicho por el profeta: Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes. [36] Y sentados le guardaban allí. [37] Y pusieron sobre su cabeza su causa escrita: ESTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS. [38] Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha, y otro a la izquierda. [39] Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza, [40] y diciendo: Tú que derribas el templo, y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo; si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz. [41] De esta manera también los principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían: [42] A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. [43] Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere; porque ha dicho: Soy Hijo de Dios. [44] Lo mismo le injuriaban también los ladrones que estaban crucificados con él.
Lucas Chapter 23 Verse 26-43 [26] Y llevándole, tomaron a cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le pusieron encima la cruz para que la llevase tras Jesús. [27] Y le seguía gran multitud del pueblo, y de mujeres que lloraban y hacían lamentación por él. [28] Pero Jesús, vuelto hacia ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, sino llorad por vosotras mismas y por vuestros hijos. [29] Porque he aquí vendrán días en que dirán: Bienaventuradas las estériles, y los vientres que no concibieron, y los pechos que no criaron. [30] Entonces comenzarán a decir a los montes: Caed sobre nosotros; y a los collados: Cubridnos. [31] Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará? [32] Llevaban también con él a otros dos, que eran malhechores, para ser muertos. [33] Y cuando llegaron al lugar llamado de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda. [34] Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes. [35] Y el pueblo estaba mirando; y aun los gobernantes se burlaban de él, diciendo: A otros salvó; sálvese a sí mismo, si éste es el Cristo, el escogido de Dios. [36] Los soldados también le escarnecían, acercándose y presentándole vinagre, [37] y diciendo: Si tú eres el Rey de los judíos, sálvate a ti mismo. [38] Había también sobre él un título escrito con letras griegas, latinas y hebreas: ESTE ES EL REY DE LOS JUDÍOS. [39] Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros. [40] Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación? [41] Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo. [42] Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. [43] Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.
Juan Chapter 19 Verse 17-27 [17] Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota; [18] y allí le crucificaron, y con él a otros dos, uno a cada lado, y Jesús en medio. [19] Escribió también Pilato un título, que puso sobre la cruz, el cual decía: JESÚS NAZARENO, REY DE LOS JUDÍOS. [20] Y muchos de los judíos leyeron este título; porque el lugar donde Jesús fue crucificado estaba cerca de la ciudad, y el título estaba escrito en hebreo, en griego y en latín. [21] Dijeron a Pilato los principales sacerdotes de los judíos: No escribas: Rey de los judíos; sino, que él dijo: Soy Rey de los judíos. [22] Respondió Pilato: Lo que he escrito, he escrito. [23] Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica, la cual era sin costura, de un solo tejido de arriba abajo. [24] Entonces dijeron entre sí: No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, a ver de quién será. Esto fue para que se cumpliese la Escritura, que dice: Repartieron entre sí mis vestidos, Y sobre mi ropa echaron suertes. Y así lo hicieron los soldados. [25] Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena. [26] Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. [27] Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.